Pajareo desde la terraza de casa

Una terraza con vistas directas al campo, en la última casa de un pequeño pueblo es sin duda un gran observatorio. Debido a mi falta de tiempo para salir al campo, me conformo con pasar ratos sueltos en este “observatorio”. Desde aquí, sin salir de casa, he logrado buenas fotos y avistamientos.

Sin duda mi mejor foto es esta calzada que vino de frente hacia la casa. Ese año una pareja crió cerca y era habitual verlas volar cerca de casa:

Este milano real, cazando un rata, también me permitió tomar buenas instantáneas:

Otra rapaz que suele volar cerca , y más este año ha criado en el encinar de detrás de casa, es el Ratonero:

Sus pollos:

Otra especie que lleva años criando por esa misma zona es el Milano Negro:

Y la última rapaz que he pillado es este Cernícalo Vulgar que lleva desde mediados de Otoño en esta zona, a ver si prospera porque no es una especie muy habitual aquí:

Dejando de lado las rapaces, una especie que era nueva para mi y me hizo muchas ilusión fue en Torcecuellos:

La foto era bastante mala, más adelante lo puede pillar en mejores condiciones en otro lugar.

Los arboles frutales de casa son un gran atractivo para diversas especies. En invierno el Picapinos suele venir a diario a por las almendras que han quedado sin recoger:

Desde la cama lo podía oír picando almendras. Al final un día dejando la ventana entreabierta y tapándome con las cortinas lo pude pillar.

Los manzanos, rosales y el jardín también atraen otras especies:

Y por última una especie que es fácil de escuchar, difícil de ver y muy difícil de fotografiar, la Oropendola. Aquí el macho y la hembra volando juntos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *