The Best of 2015

Este año no he podido dedicar tanto tiempo a la fotografía como en años anteriores. Aun así lo he administrado bien y he podido conseguir cosas interesantes y ver varias especies de aves nuevas.

Cada comienzo de año intento fijarme unos objetivos o especies que me gustaría fotografiar. Este año la especie era el Águila Real, hice un par de intentos con Hide a principios de año pero sin suerte. Esta especie requiere constancia y mucho trabajo de observación a distancia para conocer sus hábitos. Esto me permitió localizar el nido y seguir su evolución. A mediados de verano, cuando el pollo pasa largos periodos solo en el nido le hice una visita desde un cortado cercano:

_DSC6452

Dejé la cámara en modo intervalomentro sacando una foto cada minuto durante 5hrs, mientras yo estaba a unos 300mtrs escondido cuidando por la integridad del equipo. Al final de verano este joven salió adelante, ahora le espera uno de los momentos mas difíciles para su supervivencia, su primer invierno.

_DSC6524_1

Esperemos que le vaya al menos también como estos otros ejemplares que pude fotografiar en la Ribera Navarra:

_DSC7030

_DSC7235_2

_DSC7190

Siguiendo con grandes rapaces, fue una verdadera alegría poder fotografiar al Águila Imperial al sur de Navarra. Una joya ornitologica que de vez en cuando se deja ver por aquí. Las fotos no son muy buenas, pero sirven para apreciar la belleza de esta rapaz:

_DSC7253

_DSC7325

Este año al tener un nuevo teleobjetivo con mayor longitud focal, he podido lograr buenas fotografías de rapaces en vuelo:

_DSC0616

milanoreal

milanoreal2

Volviendo la vista a la tierra, este año he podido avistar y fotografiar especies nuevas o que no había podido afotar en condiciones hasta ahora. Una de esas especies es el cuco, siempre resulta esquivo y difícil, salvo a final de verano que es más accesible:

_DSC9756

En este mismo lugar me topé con este juvenil de Carraca, una especie a la que tenía muchísimas ganas:

_DSC9804

El alcaraván nunca lo había podido pillar en condiciones:

_DSC5399

Igual que la Avutarda, los 600mm del teleobjetivo son de gran ayuda para acercar esta inmensa y esquiva ave:

_DSC3846

Con la Agachadiza común también se agradecen los 600mm, aunque es bastante confiada mientras busca comida por el barro:

_DSC0569

Con el Torcuellos no fue tal difícil, es una especie que confía mucho en su mimetismo y permite acercarse a pocos metros siendo paciente:

_DSC4751

Para terminar la que considero mi mejor fotografía hasta el momento como fotógrafo. No sólo por la especie, sino por los obstáculos técnicos que he tenido que dominar para conseguirla:

_DSC6066

_DSC6067

Para el 2016 tengo algún reto en mente pero no quiero desvelarlos aún porque yo creo que trae mala suerte. Mi futura segunda paternidad va a complicar el poder dedicar tiempo a la fotografía, así que tendré que aprovecharlo muy bien.

Gracias a los que pasáis de vez en cuando por aquí, feliz año a tod@s!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *